Cristaloterapia
Cristaloterapia

¿Por qué el uso de los cristales para la sanación?

Por un lado comentemos la existencia de la electricidad terrestre que fluctúa en la superficie de la tierra producida como resultado de procesos tan complejos y variados como la radiación cósmica y solar, a las que tenemos que añadir factores como las bajas presiones atmosféricas, tormentas, etc.. dicha energía queda impregnada en todas las cosas y afecta a todos los seres del planeta.

Para la biomedicina el sistema nervioso utiliza la actividad eléctrica, el cuerpo es recorrido permanentemente con una diferencia de potencial que oscila entre 170 y 220 voltios, y emite radiaciones electromagnéticas (medidos en encefalogramas y electrocardiogramas) que afectan al campo energético humano, denominado aura, portador de información y dotado de funciones reguladoras que es lo que denominamos energía y la que toma el cuerpo para su buen funcionamiento.

Vista completa en camilla
Vista completa en camilla

Nuestro cuerpo nos parece una masa sólida pero no es más que una multitud de partículas de energía en movimiento perpetuo, que como ya constató Einstein “nuestros cuerpos son energía y esa energía se interrelaciona para formar un todo integral”, no somos entidades separadas unas de otras sino que formamos parte de un todo, todas las formas, pensamientos, acciones, palabras y gestos que emitimos son formas de energía que fluyen sobre el resto del universo.

La sanación con cristales posibilita el movimiento y la transformación de la energía (información) en el compendio del ser humano haciendo consciente lo invisible. Los cristales emiten energía vibratoria, son transductores y reestablecen la comunicación de la información en el complejo y sofisticado sistema energético humano compuesto de chakras, nadis y meridianos; son conocidos hasta 72.000 canales energéticos cuya falta de comunicación originan la enfermedad.

La sanación con cristales de cuarzo y obsidiana es una metodología que permite la transformación de la información de los chakras, nadie y meridianos que aumenta la circulación de la energía. A través de este, se sincronizan todos los chakras produciendo salud y bienestar a órganos y sistemas. Ayuda para vivir en paz emocional, lo que da sentido de vida, reducción de estrés y la claridad de estar conectados con la tarea del alma.